¿Qué es el hidroxitirosol?

 

El hidroxitirosol es un orto-difenol derivado de la hidrólisis (enzimática y/o química) de la oleuropeína, componente fenólico mayoritario en las hojas de olivo, donde representa aproximandamente un 5% del peso seco.

 

 

Figura 1: Generación de hidroxitirosol (vía química vs enzimática).

 

El hidroxitirosol es responsable en gran parte de las propiedades saludables que la tradición y la ciencia han otorgado al aceite de oliva extravirgen (no presente en aceites refinados) y a los productos del olivar mediterráneo. Tanto por su alta capacidad antioxidante (ORAC: 40.000 umolTE/g) como por su amplio abanico de efectos terapéuticos: agente cardioprotector, antiinflamatorio, antitrombótico, antiirritante, antimicrobiano y antienvejecimiento; es uno de los fitoquímicos con más potencial de crecimiento.

 

Propiedades cardioprotectoras

 

La aterosclerosis es una enfermedad de las arterias en la cual el material graso se deposita en la pared de estos vasos sanguíneos y ocasiona un deterioro progresivo y una reducción del flujo sanguíneo. La aterosclerosis suele transcurrir sin síntomas durante años hasta que ocurre la trombosis, causa fundamental de las enfermedades coronarias, cerebro vascu- lares y arteriales periféricas, provocando, anginas inestables, infarto del miocardio y muerte súbita.

 

Gran cantidad de evidencias experimentales atribuyen a los radicales libres y especialmente, a la peroxidación lipídica, un papel preponderante en la patogénesis de la aterosclerosis, debido a que las modificaciones estructurales que experimentan las LDL tras la acción oxidante de los radicales libres, incrementando marcadamente sus características aterogénicas. Cuando las LDL son modificadas por peroxidación, pueden actuar sobre receptores de superficie de macrófagos y monocitos, lo que conduce a la formación de depósitos grasos que a su vez conducirán a la formación de ateromas.

 

 

Desarrollo de la placa de ateroma

 

Figura 2: Efecto cardioprotector del hidroxitirosol en la formación de la placa de ateroma.

 

El potente efecto antioxidante del hidroxitirosol unido a su inhibición específica sobre la enzima 5-lipooxigenasa (mediadora de la respuesta inflamatoria), permiten controlar el desarrollo de la placa de ateroma y sus patologías asociadas.